La vida en comunidad

Vivir en una copropiedad, hablemos de un conjunto residencial o un condominio, tiene muchas implicaciones de orden personal y comunal. Como se lee por ahí: “Cuando se compra un apartamento no sólo se obtiene el inmueble, sino que además se contraen varias obligaciones y derechos.” Nada más cierto.

Para regular esta situación, se han establecido una serie de normas, las cuales han sido creadas para definir la sana  y conveniente convivencia entre los residentes. Pero, ojo, ellas no son meros caprichos de las comunidades o de quienes las dirigen u orientan como por ejemplo los administradores, los consejos o los revisores fiscales. Es importante tener conciencia respecto de que dichas normas están contenidas en leyes y decretos que, por supuesto, son de obligatorio cumplimiento.

Ya en otra sección de este sitio web, estamos dando a conocer la ley marco que rige para el sector de la propiedad horizontal. En ella se establece, entre otras situaciones, la relacionada con la sana convivencia entre copropietarios y residentes, que es a la que nos vamos a referir en esta sección. Básicamente su normatividad está contenida en dos instrumentos jurídicos: el Reglamento de Propiedad Horizontal y el Manual de Convivencia.

Manual de Convivencia

“La convivencia entendida como el hecho de habitar espacios comunes con otras personas, es regulada, entre otras, por la Constitución Política, pero en el campo de las propiedades horizontales se rige por lo establecido en la Ley 675 de 2001, la cual obviamente es concordante con las normas constitucionales.

La convivencia implica diferentes aspectos tales como el hecho de que se presupone en el término la existencia de espacios comunes y particulares, en el caso de las propiedades horizontales se establece, entre otros, en el objeto de la Ley 675 de 2001, se refiere a que es una forma especial de dominio, en la cual concurren derechos sobre bienes privados y comunes, la cual busca garantizar la seguridad y convivencia pacífica en este tipo de inmuebles.

La convivencia es una necesidad humana desde la misma aparición del hombre sobre la tierra, es por ello que de igual manera, durante toda la historia de la humanidad, se han presentado numerosas alternativas no jurídicas para establecer acuerdos entre las partes de manera que se acceda a la solución de sus diferencias, es así como aparecen las normas como una necesidad social, para permitir las relaciones pacíficas, de manera que se garantice la convivencia.” Tomado del Manual de Propiedad Horizontal de autoría de Luis Orlando Sánchez Gómez, publicado en Monografías.com

Tips para el Manual de Convivencia.

DERECHOS Y DEBERES:

apretonManosLos derechos y los deberes de cualquier ciudadano, están íntimamente ligados, puesto que el disfrute de un derecho implica siempre el cumplimiento de un deber, para no afectar los derechos ajenos. Esta premisa, tan sencilla, es la que con frecuencia solemos olvidar.

Los principales derechos cuando se vive en un edificio el cual cuenta con apartamentos en arrendamiento, además de los derechos propios de todos los ciudadanos, son los que permiten el uso y disfrute del bien en arrendamiento, (Apartamento, oficina, Local u otros).

El arrendatario tiene derecho a usar y servirse de todas las áreas y bienes comunales, (Ascensores, Jardines, Parques, Piscinas, Saunas, pasillos, escaleras, etc.) siempre que lo haga según la naturaleza y destino ordinario de los mismos, y sin perjuicio del uso legítimo de los demás arrendatarios.

Otro derecho de los arrendatarios y de la comunidad en general, es el de vivir en un ambiente amable, limpio, saludable y estético. Por esa razón se debe insistir mucho, exigir permanentemente el cumplimiento de las más elementales normas de educación.

INSTRUCCIONES PARA LLEVAR UNA CONVIVENCIA PACIFICA Y OBTENER UN MEJOR NIVEL DE VIDA ENTRE LOS HABITANTES DEL CONJUNTO:

Estas instrucciones son necesarias para que toda la comunidad comprenda que las normas de convivencia ayudan a obtener un mejor nivel de vida, evitan consul_manual1conflictos, minimizan los riesgos de accidentes y catástrofes, mejoran las condiciones de salubridad y facilitan una relación amable, amistosa y pacífica con sus vecinos

• No esta permitido modificar las fachadas y zonas comunales, cambiar el estilo de puertas y ventanas, colocar rejas distintas a las autorizadas por el propietario del inmueble. Esto con el fin de preservar el estilo arquitectónico de la edificación.

• No esta permitido colocar avisos, letreros pancartas y similares en las ventanas o fachadas, con excepción de los avisos profesionales o comerciales, contemplados en el reglamento, en los casos particulares de Centros Comerciales o Centros Empresariales.

• No esta permitido usar los pasillos, escaleras y puntos fijos para estacionar bicicletas o colocar enseres no autorizados, por las incomodidades que esto produce a los transeúntes y por el riesgo de accidentes. Por las mismas razones, está prohibido usar esas áreas para transitar en bicicletas, motos, patines, patinetas, o para jugar con pelotas y balones. Se debe agregar que estas prácticas producen deterioro y desaseo en las zonas comunales. Aquí se aplica lo referente a “dar a las áreas e instalaciones comunes el uso para el cual fueron destinadas”.

• No esta permitido utilizar los parqueaderos como lugar de juegos o reunión. Es obvia esta prohibición, por los riesgos de accidente que puede causar.

• No esta permitido usar los parqueaderos como depósitos, para almacenar muebles, enseres, materiales de construcción, etcétera, no solo por el aspecto de desaseo y desorden que se produce, sino por el grave riesgo que implica al reducir la visibilidad y la aireación, y aumentar el peligro de incendios, en sitios donde se acumulan gases y materiales inflamables.

• No esta permitido usar los parqueaderos para lavar los autos o someterlos a reparaciones mecánicas. Esto por que además de producir desaseo y contaminación, representa riesgos para la seguridad. Naturalmente, se pueden efectuar las reparaciones urgentes, como el cambio de una llanta, o la carga de una batería, lo cual es diferente a convertir el Parqueadero en taller.

• No esta permitido instalar o utilizar equipos o maquinaria que interfiera con las señales de televisión o radio pues se estaría atentando contra el derecho de la comunidad a recrearse sanamente.

• No esta permitido colocar a alto volumen los radios, equipos de sonido o televisores. Existen normas muy claras y severas contra la contaminación sonora, y es un verdadero abuso obligar a toda la comunidad o a nuestros vecinos a escuchar la música o el programa de TV que nosotros preferimos y a la hora que nosotros queramos. Esta mala costumbre es una de las quejas más frecuentes en las comunidades, y denota una pésima cultura y muy poca consideración y respeto por los demás. Por la misma razón, existen Salones Comunales, adaptados para que se puedan realizar en ellos reuniones sin perturbar la tranquilidad de los vecinos. Pero recuerde, que incluso en ellos, se deben cumplir las normas para evitar niveles de ruido que perturben a los demás.
• No esta permitido dejar las deposiciones fecales de los ejemplares caninos en las vías, parques o lugares públicos. Los propietarios o tenedores de los ejemplares caninos son responsables de recoger convenientemente los excrementos y depositarlos en bolsas de basura domiciliaria, o bien en aquellos lugares que para tal efecto destine la autoridad municipal. Parágrafo. Los propietarios o tenedores de ejemplares caninos que no recojan los excrementos en los lugares señalados en el inciso anterior, tendrán como sanción impuesta por la autoridad municipal competente, multa de cinco (5) salarios mínimos diarios legales vigentes o sanción de uno (1) a cinco (5) fines de semana de trabajo comunitario consistente en limpieza de los lugares que la respectiva alcaldía municipal defina. En caso de renuencia, se impondrá arresto inconmutable de tres (3) a cinco (5) días: la autoridad municipal procederá a trasladar el caso a la autoridad competente para conocer el caso y aplicar la sanción respectiva. Ver LEY 746 DE JULIO 19 DE 2002
• No está permitido que los perros transiten sueltos por las zonas comunales y las zonas públicas, y se ordena que “los ejemplares caninos deberán ir sujetos por medio de traílla, y provistos de bozal si es el caso específico de perros potencialmente peligrosos según las definiciones dadas por la presente ley

  • No está permitido fumar excepto en lugares privados (Apartamentos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *