Reserva de salones

Los salones de eventos forman parte de las zonas comunes dispuestas para el beneficio de los copropietarios y residentes, aptos para llevar a cabo cualquier evento social de carácter familiar. Están dotados de las necesidades propias de estas actividades tales como cocinas, baños, buena iluminación, sonido, etc.

Normas que rigen para la reservación y uso de los salones comunales

I.- De la reserva
  1. Se constata con el tiempo suficiente la disponibilidad del salón que se desea alquilar.
  2. Constatada dicha disponibilidad, se deberá efectuar la reserva, también con tiempo suficiente, bien sea de manera personal en la Administración o por Internet a través de este sitio web, para lo cual se deberá diligenciar el formulario respectivo.
  3. La persona responsable, que necesariamente debe ser copropietario o residentee, tiene un plazo máximo de tres días, contados a partir de la fecha y hora de la reserva, para consignar el valor del alquiler que corresponde a la suma de ciento cincuenta mil pesos ($ 150.000,oo) de acuerdo con el ajuste reciente aprobado por el Consejo de Administración. Dicha consignación debe hacerse en la cuenta de Davivienda No. xxxxx.
  4. Mientras esto ocurre, la reserva tendrá un carácter de “Pendiente” hasta tanto la Administración no ya constatado que el valor del alquiler se consignó debidamente. Para tales efectos, quien hace la reserva debe entregar personalmente copia de dicha consignación en las oficinas de la administración.
  5. Si vencido el término dispuesto para la reserva  no se ha recibido la consignación, el salón saldrá del estado de “Pendiente” y quedará automáticamente de nuevo a disposición de los copropietario y residentes, sin que haya lugar a reclamación alguna.
II.- De la contratación
  1. Una vez surtido el trámite del pago del alquiler se procede a firmar el contrato  respectivo, única diligencia que deja en firme la reserva y que obliga a la copropiedad para con el contratante.
  2. Se deberá dejar en la Administración como depósito reintegrable la suma de $ 230.000 como garantía en el caso de posible eventualidad relacionada con algún daño a las instalaciones y para cubrir los gastos de aseo. Una vez la Administración reciba el salón alquilado y constate que no existe novedad alguna, será reintegrada la suma de $ 200.000. Los $ 30.000 restantes serán destinados al pago de las labores de aseo.
III.- Del derecho de uso, requisitos y prohibiciones.

Estos están contenidos  en el Artículo 13, numerales 13.1 al 13.4.10 del Manual de Convivencia que se trasnscriben a continuación:

13.- SALONES SOCIALES

13.1 Derecho de la uso

Tendrán derecho al uso de los salones sociales los copropietarios y residentes, para reuniones de interés comunitario, de carácter social y para la celebración de eventos tales como:
13.1.1 Actividades de naturaleza comunitaria, asamblea de copropietarios y reuniones de los órganos de administración o conferencias.
13.1.2 Reuniones familiares como cumpleaños, bautizos, primeras comuniones, grados y asambleas.
13.1.3 Fiestas de integración de los residentes de la Unidad Residencial, previamente autorizadas y aprobadas por el Consejo de Administración.
13.1.4 Los valores recaudados se destinarán al mantenimiento y mejoras del mismo, así como de su equipamiento.
13.1.5 Los salones comunales deberán ser adecuados e insonorizados, de tal forma que se garantice la tranquilidad y el descanso a los copropietarios y residentes. El aforo no podrá implicar aglomeración o sobrecupo de los asistentes.
13.1.6 El servicio de los salones comunales se permitirá dentro del siguiente horario:
De lunes a jueves desde las 2:00 p.m. hasta las 11.00 p.m., viernes, sábado y días festivos desde las 2:00 p.m. hasta la 1 a.m. del día siguiente.
13.1. 7 El valor del alquiler de cualquiera de los salones sociales será de 6 salarios diarios mínimos legales vigentes (SMLDV) por la realización de cada actividad.

13.- Requisitos para su utilización:

13.2.1 El interesado presentará solicitud por escrito dirigido a la administración, con una anticipación no menor a ocho (8) días calendario, donde se informe el motivo de la reunión.
13.2.2 Las solitudes serán atendidas respetando el orden de llegada.
13.2.3 El solicitante deberá estar a paz y salvo por todo concepto con la administración y no haber recibido sanciones originada por indebida utilización de los salones comunales de la Agrupación dentro de los dos (2) años anteriores a la solicitud.
13.2.4 Al hacerse la reservación se consignará en la cuenta bancaria de la copropiedad destinada para el efecto por el valor correspondiente al alquiler y se entregará a la Administración un depósito en efectivo de $200.000 que será reembolsable una vez se verifique el recibido a satisfacción por parte del administrador de la agrupación.
13.2.5. El solicitante recibirá y entregará el salón inventariado. Esta actividad se realizará con el administrador.
13.2.6 Es obligación del solicitante entregar el salón comunal en perfecto estado y en las mismas condiciones en que se recibió. Cualquier daño o avería que se ocasione durante la realización del evento, el solicitante deberá realizar y pagar el costo de las reparaciones a que haya lugar, de tal forma que se entregará dichas reparaciones u obras a entera satisfacción en el plazo acordado con la administración. Para atender el pago de las reparaciones se destinará parte del valor o el valor total, si fuere necesario, del depósito que se pago con la reserva, sin que ello requiera autorización previa alguna.
13.2. 7 Las reparaciones se cobrarán de acuerdo con las facturas o cotizaciones por obra y materiales.

13.3 Normas de uso de los salones comunales:

Las siguientes normas de uso se deben entregar por escrito al solicitante el momento de autorizar el préstamo o alquiler del salón:
13.3.1 No se pueden colgar elementos en techos y paredes que puedan ocasionar daños al momento de ser retirados.
13.3.2 Durante las reuniones no se debe perturbar la paz y la tranquilidad de los residentes.
13.3.3 El ingreso y salida de invitados es responsabilidad del copropietario o residente del apartamento.
13.3.4 Entregar el salón en el estado que se recibió.

13.4 Prohibiciones sobre los salones.

13.4.1 Se prohíbe el alquiler de los salones comunales a menores de edad para eventos que impliquen consumo de bebidas alcohólicas, con sujeción al Código de Policía de Bogotá.
13.4.2 Están prohibidas las reuniones que pretendan recaudar fondos o se cobre un “cover” o valor por su ingreso.
13.4.3 Los salones no se alquilarán a personas que no sean copropietarios o residentes.
13.4.4 Al finalizar el horario límite para la utilización del salón, no se podrá trasladar la reunión a los apartamentos o a las demás áreas comunes, de manera que pueda afectar la tranquilidad de los residentes que se encuentran descansando.
13.4.5 Sólo se permitirán en las unidades privadas serenatas con mariachis, conjuntos, etc., hasta las 11 de la noche. Está autorizado el volumen de los equipos de sonido, hasta el punto que no afectar la tranquilidad de los demás residentes.
13.4.6 Está prohibido el paso de invitados a cualquier otra zona de la agrupación diferente a la sede social, con el propósito de evitar problemas de seguridad e incomodar a los residentes.
13.4.7 Toda persona que solicite el salón comunal expresará por escrito que conoce y acepta cumplir el presente reglamento
13.4.8 El solicitante de cualquiera de los salones comunales se compromete a cumplir las normas establecidas en el Código de Policía en lo que tiene que ver con los niveles de sonido. En caso de incumplimiento el administrador, la empresa de vigilancia o cualquier otro residente podrá solicitar el apoyo de las autoridades de Policía y el responsable se hará acreedor a las multas establecidas en el Código de Policía.
13.4.9 No podrá realizarse en los salones sociales ninguna actividad que atente contra la moral, las buenas costumbres, ni perturbe o afecte a los demás miembros de la comunidad.
13.4.1 El uso de los salones no puede destinarse para celebraciones de tipo religioso de ningún credo, secta o confesión.
La infracción a los horarios establecidos, el engaño para alquilar el salón y la falta de moderación en el volumen que perturbe la tranquilidad y el descanso, se considera como una falta muy grave. Sin perjuicio de la imposición de la sanción pecuniaria de no devolver el depósito, el Consejo de Administración suspenderá el uso del salón comunal al infractor hasta por noventa (90) días o hasta que el infractor solucione el problema.

banner_diligenciar