Santa Lucía: análisis de riesgos, amenazas y vulnerabilidad

Para prevenir los desastres de forma eficaz, resulta esencial comprender la interacción entre riesgos, exposición y vulnerabilidad. La evaluación de riesgos es, por lo tanto, una actividad fundamental dentro de las labores de reducción del riesgo de desastres.

¿Qué es la evaluación de riesgos?

Se define riesgo como la probabilidad de que ocurran consecuencias perjudiciales (víctimas, daños a la propiedad, pérdida de medios de subsistencia, interrupción de actividad económica o deterioro ambiental) como resultado de la interacción entre amenazas naturales o antropogénicas y condiciones de vulnerabilidad.

La evaluación de riesgos es un proceso que ayuda a determinar la naturaleza y el alcance de ese riesgo, mediante el análisis de amenazas y la evaluación de las condiciones de vulnerabilidad existentes que podrían resultar en daños a las personas expuestas y a los bienes, servicios, medios de subsistencia y medio ambiente de los que dependen.

Una evaluación completa de los riesgos no sólo evalúa la magnitud y la probabilidad de pérdidas potenciales, sino que también explica de las causas y el impacto de esas pérdidas. La evaluación de riesgos es, por lo tanto, parte integral de los procesos de toma decisiones y adopción de políticas, y requiere de una estrecha colaboración entre las distintas partes de la sociedad

Santa Lucía de Alsacia ya adelantó esta tarea y como parte esencial del Plan de Mitigación de Riesgos y Plan de Emergencias que se llevó a cabo en el mes de junio del año pasado. De ese análisis que debió tener en cuenta variables diversas como, por ejemplo, el tipo de amenazas (naturales, tecnológicas y sociales), puntos más vulnerables, vulnerabilidad de las personas, sistemas y procesos, etc.,  se concluye que nuestra copropiedad se clasifica en vulnerabilidad media, teniendo como punto de partida la vulnerabilidad de las personas. Por lo tanto el plan proporciona  unas recomendaciones para mitigar tales riesgos y mejorar el panorama de riesgos en la copropiedad.

Lo más importante de esas recomendaciones es que nos comprometamos todos: consejo, administrador, contratistas, proveedores, visitantes y, por supuesto, propietarios y residentes en general a darles cabal cumplimiento.

Para conocer el análisis completo, por favor haga CLIC AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *